ZunZuneo (II): Sigue el ruido

Zunzuneo: twitter para los cubanos made in USA

Twitter para los cubanos Made in USA. Imagen: Progreso Semanal

Mucho ruido han provocado las revelaciones del pasado viernes 4 de abril que sacara la Agencia AP sobre el proyecto ZunZuneo, gestado por la USAID y destinado a convertirse en una especie de twitter cubano que convocase a actividades contra el gobierno de la Isla. (Ver post anterior: “Zunzuneo”)

Desde entonces llueven las declaraciones, y todo el mundo trata de quitarse de encima las responsabilidades e implicaciones en dicho proyecto, empezando por el Departamento de Estado y el Congreso de los Estados Unidos.

Jay Carney, Secretario de Prensa de la Casa Blanca, insistía por estos días en que ZunZuneo no es una operación encubierta. Según sus declaraciones, citadas por The Guardian, “era un programa de ayuda al desarrollo…no me consta que ninguna persona aquí en la Casa Blanca estuviese implicada”.

Shah

Rajiv Shah, administrador de la USAID

Por otra parte, el Senador Demócrata por el Estado de Vermont, Patrick Leahy, le espetó públicamente a Rajiv Shah, Administrador de la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) en una audiencia de supervisión el pasado martes, que el programa (ZunZuneo) fue “ridículo” y no presentado de manera adecuada en el Congreso. Poco después, le preguntó si los objetivos de dicha operación eran “influir en las condiciones políticas en el extranjero al recopilar información sobre los usuarios de teléfonos móviles en Cuba” o “fomentar una oposición popular contra el gobierno cubano”. “El propósito del programa fue facilitar el acceso a la información y permitir la comunicación entre las personas”, alegó Shah, “no se hizo con ninguna de las razones que usted ha mencionado”.

Siguiendo con este tipo de discurso, que la propia agencia AP ha desacreditado del todo, Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado, aseguraba el pasado jueves que “ningún contenido político ha sido suministrado por nadie trabajando en ese proyecto ni dirigiéndolo”. Según la vocera, cualquier contenido político que hubiesen podido compartir los 40 mil usuarios que llegó a tener la red, fue gestado por los propios cubanos.

Y en eso tiene gran parte de razón. Muchos de los mensajes políticos que sí circularon por los móviles conectados a ZunZuneo, fueron redactados por un cubano, el habanero Alen Lauzán, radicado en Chile. Lo que no aclaró Harf es que le pagaban por ello. En recientes entrevistas, el autor de los mensajes reveló no estar al tanto del origen norteamericano de Zunzuneo, al mismo tiempo que se declaró a sí mismo como un artista netamente político, condición por la cual fue contratado.

Pero a pesar de la información y las pruebas aportadas por AP, que revelan el carácter de esta operación organizada por la USAID, el verdadero conflicto y rejuego político de los últimos días ha estado centrado en corroborar, o no, el respaldo y la participación consciente del Gobierno de los Estados Unidos en el proyecto.

El antes mencionado senador Leahy y otros legisladores han cuestionado la precisión con que la USAID ha informado al Congreso sobre la operación. Según ellos, solo ha sido descrita en términos muy generales y sin exponer sus posibles riesgos, carácter político, o los grandes esfuerzos requeridos para ocultar la implicación de Washington.

Por otra parte, Shah insiste en que el Congreso ha sido notificado sobre el desarrollo del programa cada año desde 2008, en los informes del presupuesto de la USAID, y asegura, citando un estudio realizado por la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO, por sus siglas en inglés) sobre los programas de fomento a la democracia a cargo de la USAID y el Departamento de Estado, que éste no sólo incluye al proyecto de Twitter cubano, sino que además establece que dichos proyectos están acordes con la ley.

Del mismo modo, Rajiv Shah mantiene la posición de su agencia de que las revelaciones de AP contienen serias imprecisiones y niega el hecho de que la USAID haya creado una compañía fantasma en España para ayudar a financiar ZunZuneo. Sin embargo, la propia AP ha publicado que los documentos estratégicos y reportes de gastos conseguidos en su investigación revelan que dicha compañía no sólo estaba en los planes de la Agencia sino que en ellos se reportó un pago de cierre de mes de $12,500 en materia de gastos de constitución. mapa de Zunzuneo

Los reportes de AP también revelaron la existencia de MovilChat, otra empresa fantasma creada en las Islas Caimán para borrar el rastro del dinero que se ingresa al programa. La USAID ni siquiera ha negado su existencia.

En un post del pasado lunes la Agencia para el Desarrollo Internacional asegura que las referencias en sus documentos sobre el uso de “Smart mobs” no tienen nada que ver con Cuba ni con Zunzuneo, aunque ambos aparecen claramente mencionados. También han declarado que a los candidatos para Directores Generales de esta compañía se les advirtió de la implicación de Washington en el proyecto, aunque dos de ellos, entrevistados por AP, expresaron no tener idea de la participación norteamericana.

Según el senador Leahy, los efectos de esta operación pueden ser de gran alcance y asegura que el comité de supervisión ha recibido cartas y mensajes de algunos empleados de la propia USAID quejándose de que la aplicación de semejante programa los pone en riesgo al estimular la percepción de que la agencia participa en operaciones de inteligencia.

Alan Gross

Allan Gross

Otra de las principales reacciones adversas que ha despertado el proyecto revelado por AP parece ser la huelga de hambre de Alan Gross (contratista norteamericano arrestado en Cuba tras varios viajes a la Isla en misión clandestina de la USAID para expandir la Internet a partir de tecnología sensible de uso gubernamental), cuyo abogado asegura que la historia de ZunZuneo ha sido uno de los principales factores que llevaron a su defendido a la huelga de hambre.

“Es increíble que la USAID pusiera en peligro aún más su seguridad al ejecutar una operación encubierta en Cuba justo después de su encarcelamiento”, declaró Scott Gilbert, abogado de Gross. “Han cometido una mala decisión tras otra”…(CONTINUARÁ)

Esta entrada fue publicada en Como te digo una Co..., Voz Populix y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *